Divorcionet

Divorcionet Mijares Abogados

Es interesante saber...

Matrimonio y Leyes: ¿Qué ha cambiado?

Desde que el 9 de Julio del 2005 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 15/2005 de 8 de Julio, por la que se modifica el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de separación y divorcio, ningún cónyuge está obligado a alegar causa alguna para solicitar la separación o el divorcio. Basta que uno de los esposos no desee la continuación del matrimonio para que pueda demandar el divorcio, pues ya no se hace preciso solicitar previamente la separación, como hasta antes de la entrada en vigor de dicha Ley, aunque les queda a los cónyuges la posibilidad de elegir la separación o el divorcio. El único requisito exigido legalmente, en ambos casos, es que hayan transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio.

Por primera vez se habla en la Ley de invitar a los cónyuges a acudir a la mediación familiar y tratar de alcanzar una solución consensuada en los temas objeto de litigio, con el fin de reducir las consecuencias derivadas de una separación y divorcio para todos los miembros de la familia, mantener la comunicación y el diálogo, y en especial garantizar la protección del interés superior del menor.

¿Separación o Divorcio?

La separación supone que los cónyuges dejan de desarrollar la vida en común, cesando las obligaciones recíprocas y perdiendo los derechos hereditarios adquiridos en virtud del matrimonio, pero ninguno de los cónyuges podrá volver a contraer matrimonio, mientras perdure la condición de separado.

El divorcio supone la disolución del vínculo, con lo que además de cesar la vida en común, de extinguirse las obligaciones inherentes al matrimonio y de perder los derechos hereditarios, los cónyuges podrán volver a contraer matrimonio libremente.

Cambio de opinión

Si los cónyuges separados decidieran volver a ser matrimonio con todos los derechos propios de la institución, bastaría comunicar el hecho al Juez que haya entendido de la separación. Si se hubieren divorciado tendrían que volver a contraer matrimonio.

Matrimonios Homosexuales

La Ley 13/2005 de 1 de Julio modifica el Código Civil en materia de  derecho a contraer matrimonio, y en concreto el art. 44 que dice expresamente en su párrafo segundo que “El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.”

Por tanto, como no podía ser de otra manera, también los matrimonios entre personas del mismo sexo pueden acceder a la separación y al divorcio en las formas examinadas más arriba.

Parejas de Hecho

En nuestra sociedad existen multitud de parejas, heterosexuales u homosexuales que conviven, sin necesidad de utilizar la institución del Matrimonio, y que tienen hijos. Estas parejas, cuando se separan tienen parecidos problemas a los de las parejas casadas, especialmente en lo que se refiere a los hijos menores, sus pensiones alimenticias y su guarda y custodia. En estos casos también podemos intervenir, a fin de plasmar en un documento oficial los acuerdos a los que han llegado las partes, y si no están de acuerdo, utilizando la mediación para lograr el acuerdo que habrá de plasmarse en documento fehaciente o que deberá ser aprobado por la autoridad judicial.

© Copyright 2008 ® MIJARES ABOGADOS, S.L.